jueves, 13 de noviembre de 2008

Ratas


Qué mejor forma de inaugurar Blogger que este elegante comentario sobre esos amables y pizpiretos animales: nuestras amigas las ratas.

Lamento que las mosquiteras de las ventanas hayan restado nitidez a las fotos, pero si las amplian y estudian bien podrán ver a estos animalillos de Dios, con los que compartimos patio y visicitudes cotidianas, atrapados en unas jaulas-trampa que ha puesto un desalmado. Y es que el patio de nuestras dependencias está lleno de vida y alegría. No veas la risa que le dio a mi compañero al encontrarse a una de ellas en la repisa de la ventana (afortunadamente cerrada) de los servicios. La mera posibilidad de coincidir con estos seres mientras uno hace de vientre nos llena un gozo inmenso y plantea un debate interesante: Cerrar la ventana del WC dejando que la pestilencia fecal nos inunde, o bien, abrir la ventana y dejar que las ratas entren y hagan con nosotros lo que quieran; difícil encrucijada.

Un último matiz enternecedor, es que algunas de ellas, las pobrecitas, deben sufrir del tiroides y padecen gigantismo, de manera que lo que en un primer vistazo pueda parecer un osezno, en realidad es una de nuestras amigas. Con un poco de suerte, quizás cojamos la peste negra.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Existe otra posibilidad, que es tan real como la vida misma.
Mientras estés en el WC haciendo caquita leyendo el periódico, puede que salga la ratita presumida de entre las aguas del retrete cual Venus.

Esperemos que en tal caso no tenga hambre, porque podría ser desagradable recibir un "pellizquito" mientras cagas.

Luis Vea García dijo...

Lo tuyo es huida tras huida...

Jarto dijo...

O dicho en términos más coloquiales: mandar a tomar por saco lo que no me gusta.

Sr. Saputo dijo...

define. Ratas de ciudad, ratas de biblioteca, o ratas pecadoras de axioma pseudo facial.

Funcionario's blog dijo...

Yo te recomendaría que, en Google/Imágenes, "bikaner rat temple" o su variante castellana "templo ratas bikaner", que ya verás qué maravilla.

Allí adoran las ratas, y consideran que dan buena suerte. Igual es que, a partir de ese momento, a tu compañero le van a empezar a ascender a ritmo vertiginoso (ya nos mantendrás informado).

El funcionario dijo...

Tomo tu nueva dirección y actualizo la misma en mis imprecindibles...suerte con la nueva plataforma y, un consejo, hazte amigo de las ratas...son mejores que algunas personas.