jueves, 4 de diciembre de 2008

Armani



La imagen lo dice todo: Cisterna de water y sobre ella un bote con una inscripción fascinante (pinchen en la foto para verlo más grande): "Ambientador aroma tipo Emporio Armani; su esencia, que emula los grandes perfumes, deja un toque de distinción y buen gusto".


¡Qué gran verdad!, ni yo mismo lo habría descrito mejor. Y es que servidor trabaja en una sede administrativa en la que se respira glamour a espuertas. Como ya habrán adivinado, la estratégica ubicación sobre la cisterna, delata el empleo que se le da al preciado frasco de esencias.Es precisamente, en ese momento de mágicos contrastes entre Armani de garrafón y hedor fecal, cuando uno alcanza a comprender el sentido y la grandeza del universo (administrativo).

5 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

A mí siempre me ha hecho gracia encontrarme con un compañero que sale del baño justo cuando voy a entrar yo (o viceversa), porque nosotros no tenemos ese tipo de cosas (ambientadores, me refiero).

Entras, cierras, y dices: "Mi vida cobra sentido".

María dijo...

Pero huele bien o no? Nosotros tenemos un sistema automático de esos que hacen flus-flus cada x tiempo y la verdad es que huele a limón muy, muy bien

El funcionario dijo...

Te ruego me mandes unos trozos de ese papel higiénico que voy a ponérmelo en los sobacos a ver si con tan ilustre esencia ligo algo.

jarto dijo...

Pues huele a ambientador de coche, y no pienso compartir tan valioso afrodisíaco.

Sirca dijo...

Muy bueno lo del armani, y yo que pensaba que habiendo aprobado las opos me libraría del maldito ambientador de "marca"jeje, como habrás deducido es el que utilizaban en mi antigua empresa jeje

En los dispensadores automáticos poníamos uno de limón (no recuerdo su nombre..) y cuando llegaba algún cliente de estos que no se ha duchado en su vida sacabamos la artillería pesada (ARMANI!!!)