viernes, 20 de marzo de 2009

Sin papel higiénico


Dado que mi sede está un tanto dejada y olvidada por lo que comente aquí sobre estar en tierra de nadie, ahora resulta que hemos sido agraciados con un hecho trascendental que nos ha marcado a todos: NO NOS REPONEN EL PAPEL DEL WATER. Pues cojonudo, oiga. Ya a estas alturas, no me importaría nada cagarme literalmente en la mismísima Administración.

Así, la opción disponible (y que se está usando) es el papel de secar las manos, que en nuestro caso se trata de un recio y basto papel reciclado, de textura similar al cartón o al papel de envolver pescado, lo que supone todo un goce y disfrute para el recto del afortunado cagador, que verá como las hemorroides proliferan cual setas en otoño; a lo que hay que añadir la sana ventaja de que este papel es un firme candidato para atascar el water, hecho que me llevaría a alcanzar mi mayor momento de gloria administrativa: salir nadando en mierda.

5 comentarios:

Jorge S. King dijo...

Uff! Tal vez deberías ir pensando en tener tu propio papel.
Por estos rumbos la cosa ha mejorado notablemente, todo está limpio y tranquilo, pero como dice la canción "los viejos hábitos tardan en morir", y hay algunos que se surten de o ajeno...Yo tengo mi propio papel.

Ozé dijo...

Unos días así y acabaréis andando como estos otros funcionarios.

__MARÍA__ dijo...

Ja, ja, ja ja... perdona la onomatopeya de la risa pero no sé como escribir aquí la hilaridad que me produce este post tuyo.
¡Qué bueno!

Saludos y ponte cremita que si no...

Funcionario's blog dijo...

¡Qué maravillosos son los Monty Python!

Entrando en materia... fecal..., pues igual aprovechar algún expediente, y así matáis dos pájaros de un tiro: tenéis papel para limpiaros y se acaba con el problema de la acumulación de papel en la AP.

Es que no saben en qué recortar...

ousk dijo...

Quizas en tu trabajo son seguidores de un estimado profesor que tuve en la facultad de económicas. Este hombre recomendaba que cuando montaramos una empresa (que moral el hombre!!) los empleados tenian que venir al trabajo meados y cagados. Si es que con esto que la Administración tiene que adoptar los criterios de eficiencia del sector privado...